Mujeres Maestras de la Pintura

Frida Kahlo
1907 – 1954 (Coyoacán, México)

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón nace en el barrio de Coyoacán, entonces en las afueras de la Ciudad de México el 6 de julio de 1907. Fue la tercera hija del matrimonio de Guillermo Kahlo y Matilde Calderón. En el año de 1913 sufre de un ataque de poliomielitis que le afecta la pierna derecha. Inicia sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria en el año de 1922, que es dónde observa a Diego Rivera pintar su mural “La Creación”. Es durante esa época que toma algunas clases de grabado con el maestro Fernando Fernández.

El 17 de septiembre de 1926, sufre un terrible accidente, cuando viajando en un autobús este es colisionado por un tranvía. El resultado fue rotura de la columna vertebral en tres sitios, así como la clavícula, tres costillas, la pierna y el pie derecho. Un tubo le atraviesa la cadera hasta el sexo produciéndole una triple fractura de la pelvis que le impediría tener hijos. Ese accidente la marcaría para toda su vida, habiendo sido su manantial de horrores físicos y en muchos momentos, origen de la tragedia reflejada en su obra artística.

Durante la convalescencia es cuando empieza a pintar sus primeras obras: son retratos oscuros, de formas rígidas y convencionales. Posteriormente ya con Diego Rivera, perfeccionaría su técnica pictórica.

Se reencuentra con Diego Rivera, cuando éste regresa de Rusia en 1927 pintando los frescos de la Secretaría de Educación, le lleva sus primeros cuadros y el pintor muestra interés por la artista y su obra; dos años más tarde se casaron. Ella tenía 22 años y él 43.

Frida y Diego viven en Cuernavaca mientras el artista realizaba el mural del Palacio de Cortés. Posiblemente es en esa época que sufre su primer aborto.

Posteriormente la pareja se marcha a los Estados Unidos, estancia que se inicia en San Francisco y después en Detroit, para finalmente instalarse en Nueva York. Es en esa ciudad que realiza su obra “My dress hanging there”, cuadro que preludia la obra contundente llena de símbolos que realizaría posteriormente. La influencia de los exvotos, lo popular, lo religioso y los símbolos mexicanos sellarían su obra.

Tamara de Lempicka

1898 / 1980

   
Tamara de Lempicka nació en Varsovia (Polonia), cuando esta ciudad brillaba casi como París.
La nobleza de casi toda Europa se daba cita allí. Ser joven y hermosa le valió a Tamara el asiduo contacto con esos círculos. Allí conoció a Tadeusz de Limpicki y la belleza de ambos se sintieron atraídas. A partir de ese momento, la vida de Tamara se pareció mucho a la de una novela.
El arresto del noble y apuesto Tadeusz por los bolcheviques convirtieron a su joven esposa en una especie de heroína. Fue quizás en ese momento, cuando Tamara se propuso conseguir todo lo que deseaba. Y así lo hizo.
Después de rescatar a su esposo, viaja a París y es allí donde encontró lo que siempre le había atraído, el lujo, el brillo, las luces deslumbrantes, el ascenso social y artístico, etc. Llegó a convertirse en una musa de la pintura Art Decó y deslumbró a la aristocracia con la deliberada sensualidad de sus pinturas.
Su nuevo casamiento con el millonario Kuffner la convierte en baronesa y sus destellos en los grandes salones comienzan a mezclarse con un incipiente pero firme nazismo. Es entonces que, con la astucia y visión que siempre la caracterizó, convenció a su esposo a abandonar Europa, antes que ésta se convierta en un caos.
Su llegada a los Estados Unidos, sobretodo a Beverly Hills, donde decidió vivir, fue tan espectacular, como lo había planeado. Vivio en una de las mas lujosas de las mansiones y dio fiestas que asombraron a un Hollywood difícil de asombrar. Entre sus nuevos amigos estaban: Greta Garbo, Orson Welles, Tyrone Power y Rita Hayworth, entre otros.
Su estadía en New York fue socialmente otro acierto de Tamara, pero ya comenzaba a aburrirse del juego que tanto había deseado.
Después de la muerte de su esposo, decidió abandonar los fuegos fatuos y se fue a vivir con su hija Kizzete a Cuernavaca (México), donde siguió pintando y frecuentando los altos círculos sociales hasta el fin de sus días.
Quiso ser cremada y que sus cenizas se esparcieran sobre el volcán Popocatepetl. Su intimo amigo, el joven escultor Víctor Contreras y su hija, fueron los encargados de cumplir sus deseos.
Cuando Tamara de Lempicka murió, tenía puesto el importante anillo que le regalara Gabriele d’Annunzio, en el corto pero intenso encuentro que ambos tuvieron en Il Vittoriale.

.Laura Knight (1877-1970):

Laura Knight fue la hija de una mujer cuya propia intensa ambición era haber sido un artista. En su autobiografía afirma Laura Knight que durante los meses antes que ella naciera, su madre rezaba para que “su propia pasión podrían influir en el niño en su seno.” Como un bebé mera Laura Knight no sería “tan contento como con lápiz y papel”. Laura Caballero estudió en la Escuela de Artes y Nottingham enseñó por varios años persiguiendo al mismo tiempo su propia carrera como artista. Se hizo famosa por sus pinturas de la vida de circo, bailarines de ballet y los gitanos. Expuso en la Royal Academy y recibió encargos oficiales durante la Segunda Guerra Mundial. También fue el artista oficial de los Juicios de Nuremberg después de la guerra. Laura Knight fue nombrada Dama (el equivalente a una caballería para los hombres) por el rey de Inglaterra

Brooks romana (1874 – 1970)

 Nacido Beatriz romana Goddard en Roma, Italia de padres americanos ricos – su madre (Ella Watermann) se divorció de su padre (Henry Goddard) antes de su nacimiento. Aunque nació de América que siempre sintió que su casa fue Italia, y fue por su segundo nombre que fue después de que su ciudad natal. Su vida familiar fue amarga y sin amor. Su madre era emocionalmente distante y abusivo que prohibía a dibujar, incluso, aunque romana logró hacerlo en la clandestinidad. Su hermano, emocionalmente inestable sufrido de una forma de locura y recibió la mayor parte de la atención de su madre – que probablemente padecía una enfermedad mental sí misma.

Romana se encontró planteadas en los internados. A la edad de 21 años demandó a su madre y he ganado una renta vitalicia que le permitió estudiar en Italia desde 1896 hasta 1899. Después se abrió un estudio en la isla de Capri y se casó en 1902 con John Ellingham Brooks, que era gay. El matrimonio fue uno de conveniencia, mientras trataba de esconderse de la clase de castigo que cayó sobre Oscar Wilde, cuando fue a prisión por su homosexualidad en el ’95 – el matrimonio duró sólo unos meses.

Después de la muerte de su hermano y su madre (que estuvo cerca juntos en 1902) heredó una gran fortuna que fue dividido entre ella y su hermana lo tanto ricos e independientes. Se trasladó a París en 1905 donde se estableció con otros expatriados estadounidenses, los aristócratas europeos, la alta sociedad, artistas, escritores literarios, y la comunidad gay.

Entre 1911 y 1914 estuvo involucrada románticamente con el bailarín ruso y la actriz Ida Rubenstein y pintó en varias ocasiones en una serie de retratos que llora Venus – una tal llamada La triste Venus.

En 1915 conoció a la escritora Natalie Clifford Barney, un poeta americano y extranjeros que se convertiría en su amante y compañera durante cincuenta años. retrato de Brooks de Barney llamado “L’Amazone” es considerado como una de las piezas de su firma

Leave a response and help improve reader response. All your responses matter, so say whatever you want. But please refrain from spamming and shameless plugs, as well as excessive use of vulgar language.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s